Skip To Content

7 Tips para hacer comidas divertidas para niños

7 Tips para hacer comidas divertidas para niños

La hora de la comida es un momento perfecto para compartir en familia. Y si hay niños en la mesa, también es una oportunidad para divertirse y experimentar con nuevos ingredientes y sabores en su dieta. Sólo hace falta un poco de creatividad y, por qué no, un poco de juego para lograr que todos los díías coman vegetales, frutas, semillas y cualquier alimento. Aquí hay siete tips para lograrlo.

Tips para hacer comidas divertidas para niños

1. Juega con los colores

Las frutas y verduras de temporada vienen en una amplia gama de colores según sus propiedades nutrimentales, esto también las hace lucir mucho más atractivas para los niños. Aprovecha estos brillantes, divertidos y deliciosos colores a la hora de comer; sólo tienes que incorporar raciones de estos brillantes y coloridos ingredientes. Aquí tienes dos ideas (*da clic sobre la imagen para ir a la receta):

Arroz arcoíris 

Espagueti con fjajitas de res 

2. Ponte creativo con la forma de los alimentos

Utiliza cortadores de diferentes figuras y moldes divertidos para cambiar la forma de la comida. Por ejemplo: corta algunas verduras con moldes en forma de Mickey e incorpóralas en la Sopa De Knorr® con forma de Mickey; así la transformarás en un platillo más divertido y también más nutritivo. ¡Les encantará! También puedes cortar queso, frutas o pan en forma de estrella, corazones, animales o lo que se te ocurra. Aquí tienes un ejemplo:

Sopa de verduras con personajes de Disney

3. Aprovecha los gustos del momento

¿Cuál es la caricatura del momento? ¿Cuál es la película favorita de los niños? Cocina platillos que les recuerden a sus personajes favoritos. Por ejemplo: “Esta es la comida de las princesas de Disney o superhéroes de Marvel”. Utiliza alimentos representativos en tu menú como la Sopa Knorr® Encantada o la Sopa Infinity de Avengers.

4. Incluye los vegetales dentro de manera ingeniosa

Los niños pueden resistirse a comer vegetales, pero puedes añadirlos a la comida sin que se vean. Puedes cortarlos en trozos pequeños y añadirlos de manera discreta o puedes molerlos e integrarlos así. Puedes hacerlo con sopa de pasta, albóndigas, o incluso la salsa boloñesa del espagueti. Aquí tienes dos recetas para inspirarte:

Lasaña de papa con espinacas

Croquetas de brócoli

Croquetas de pollo con zanahoria

5. Sácale provecho a la freidora de aire

Los alimentos crujientes suelen ser atractivos para los niños; pero no tienen que ser fritos. Utiliza la freidora de aire cocinar comidas crujientes y sabrosas, sin utilizar tanto aceite y lograr la misma textura y sabor que las comidas fritas. Basta rociar una ligera capa de aceite en aerosol para obtener una textura crispa.

Tacos dorados en freidora de aire

Sándwich vegetariano en freidora de aire

6. Cambia el nombre de los alimentos

Algunos nutriólogos recomiendan utilizar apodos creativos para algunos vegetales. En vez de decir “brócoli” o “coliflor” puedes decir “arbolito” o “nubecita”. ¿Qué tal unos barquitos de carne en lugar de calabazas rellenas?

Calabazas rellenas 

7. Incorpora diferentes texturas en la comida

Los niños adoran experimentar el contraste de las texturas cremosas con lo crujiente. Aprovecha esto para servirles diferentes dips y salsas preparados con leguminosas, como el hummus, o incluso con aguacate. Mientras estén en casa, permite que jueguen un poco a la hora de comer e interactúen con los alimentos. Prueba con este hummus para acompañar cualquier comida:

Hummus

Lo mejor de implementar estos tips para hacer comidas divertidas para niños es que, mientras cocinas, también te divertirás tú.

Próximo artículo

12 Botanas saludables para el Día del Padre

12 Botanas saludables para el Día del Padre

Prueba nuestro Planificador de Menús

Compártenos qué es lo que más te gusta y disfruta de un plan semanal de recetas que se acomoden a tus necesidades.