Skip To Content

¿Cómo tener mejores prácticas en la cocina para combatir el cambio climático?

¿Cómo tener mejores prácticas en la cocina para combatir el cambio climático?

La cocina es uno de los espacios más utilizados en nuestras casas, y lo hemos podido notar mucho más en estos últimos meses. Cocinamos, limpiamos más y en general, estamos más tiempo en la cocina. Por lo tanto, lidiamos con más desperdicios y hemos aprendido a organizarnos mejor.

De acuerdo con datos de la Secretaría del Bienestar, en México se desperdician aproximadamente 10 millones 431 mil toneladas de comida al año. La situación es alarmante y como parte de crear nuevas y mejores prácticas han surgido iniciativas como el Pacto por la Comida , que propone buscar soluciones para lograr reducir hasta en un 50% la pérdida de alimentos en nuestro país, en un periodo de 10 años.

Pero ¿qué podemos hacer desde nuestras casas para apoyar y al mismo tiempo combatir el cambio climático? A continuación, algunos tips para lograrlo:

  1. Lo primero que debemos tener en cuenta es el número de personas que habitan nuestra casa, qué comen y, con base en eso, hacer un plan basado en nuestros hábitos. En Recepedia, existe el Planificador de Menús (https://mx.recepedia.com/mis-preferencias/), una herramienta virtual que puede ayudarte a lograrlo.
  2. Otra buena forma de empezar es armando menús semanales basados en las actividades de ese periodo de tiempo.
  3. No olvides comprar únicamente lo que vas a comer, y congelar lo que no vas a utilizar en el corto plazo.
  4. Mantener el refrigerador organizado también te permitirá evitar el desperdicio.
  5. Diversificar. Probar nuevos productos de temporada. Pueden ser unas zanahorias de colores, unas toronjas más oscuras (que por cierto, son las más dulces), verduras que tal vez no son las más estéticas pero que sirven y que comúnmente son las que están llenas de sabor, productos de temporada y proteínas más allá del pollo o la carne de res como el pavo, el pato, la carne de cerdo, los mariscos, los pescados, entre otras. Recuerda preguntarle a tu carnicero o marchante qué nuevos productos puedes utilizar para preparar un guisado.
  6. Desconectar los aparatos que no utilices con frecuencia, como el tostador, la cafetera o el horno de microondas.
  7. Optar por cambiar a focos ahorradores y ecológicos en la cocina.
  8. Utilizar esponjas naturales para los trastes.
  9. Aprovechar las cáscaras de cítricos para hacer un preparado de vinagre con cáscaras que te servirá para limpiar superficies.
  10. Sustituir las servilletas de papel por servilletas de tela y remojar y lavar en una sola tanda.

Próximo artículo

Rescatemos el Sabor de lo que Sobra

Rescatemos el Sabor de lo que Sobra

Prueba nuestro Planificador de Menús

Prueba nuestro Planificador de Menús

Compártenos qué es lo que más te gusta y disfruta de un plan semanal de recetas que se acomoden a tus necesidades.