Skip To Content

¿Cómo tener mejores hábitos en la cocina para desperdiciar menos?

¿Cómo tener mejores hábitos en la cocina para desperdiciar menos?

Tener buenos hábitos en la cocina puede sonar difícil. La idea de no desperdiciar comida y aprovechar los alimentos al máximo es posible.

Si nos lo proponemos, podemos hacer pequeños cambios que hagan la diferencia. Actualmente, un tercio de toda la comida que se produce en el mundo se tira o se desperdicia. Un dato alarmante pero no irreversible. Estamos a tiempo para hacer cambios y lograr buenos hábitos en la cocina que nos permitan desperdiciar menos.

Alimentar los buenos hábitos consiste en planificar, almacenar, consumir y reconvertir los alimentos. Por eso, aquí te dejamos algunos tips para lograrlo.

1.- Planea con anticipación:

Una buena manera de empezar es dedicar un momento del día a hacer un plan o menú semanales para reducir el desperdicio. Tomar en cuenta las actividades de la familia es fundamental para planear el menú. 

2.- Aprovecha las cáscaras de frutas y verduras:

Puedes aprovechar las cáscaras de cítricos, guardándolos en un frasco con una taza de vinagre blanco o de manzana para crear un limpiador de superficies natural. Utilízalo para limpiar el cochambre y las paredes de tu cocina. Verás que funciona a la perfección.

Otra opción es utilizar las cáscaras de huevo, plátano, papaya y aguacate para hacer alimento para plantas. En el caso de las cáscaras de huevo tienes que dejarlas secar por completo, quitar la “capita” del interior y molerlas lo más que se pueda para agregarlas a tus plantas. En el caso de las otras cáscaras, muele bien en la licuadora con un poco de agua —½ taza o una taza, dependiendo de la cantidad— para hacer un abono natural. Con esto tus plantas estarán más saludables y bonitas.

3.- Utiliza los tallos de las plantas comestibles:

No tires los tallos del perejil y el cilantro, ambos le dan mucho sabor y textura a caldos o guisos. Una vez lavados, los puedes congelar hasta por un mes.

4.- Separa la basura por categorías:

Separar la basura es una gran forma de administrar tus desperdicios. Si no tienes una composta en tu jardín o terraza, puedes armar un contenedor en el congelador y una vez lleno dárselo al camión de residuos. Ellos se encargan de separarlos y de llevarlos a la planta de compostaje de acuerdo a tu alcadía, esto se usa para hacer abono para las áreas verdes de la ciudad. De igual manera muchas instituciones recolectan cartón y plástico para reciclarlos adecuadamente. Para más información da click aquí.

5.- Ponte creativo y ten un plan de alternativas:

Con las frutas o verduras que te sobren puedes crear nuevos platos. Por ejemplo, si te sobró brócoli lo puedes hacer en una cacerola con queso y crema. También puedes hacer lo mismo con la cebolla.

Con el jitomate, no sólo puedes hacer salsas de carne para pasta y congelárlas, también puedes hacer una buena cena de “sobras” de pan tostado al sartén con jitomate y queso, quedan genial para compartir.

Si lo que hace que no te termines el aguacate que tienes en el refrigerador es que esté oxidado, recuerda poner unas gotitas de limón en la superficie después de cortarlo para que siga verde como lechuga.


Próximo artículo

Recorre los sabores de Asia

Recorre los sabores de Asia

Prueba nuestro Planificador de Menús

Prueba nuestro Planificador de Menús

Compártenos qué es lo que más te gusta y disfruta de un plan semanal de recetas que se acomoden a tus necesidades.